sábado, 12 de enero de 2019

Labios mejor cuidados con aceite de lavanda


Si eres de las personas que acostumbran a morderse los labios quitando la piel que los recubre o sientes simplemente que no están bien hidratados, aquí te contamos algunos trucos caseros que, además de mejorar la estética de esta zona, puedas cuidar la salud y el estado de tus labios.

Tanto en hombres como en mujeres, la histología de los labios es distinta a la del resto de la piel: estos carecen de melanina, algo que los vuelve más vulnerables a las influencias externas. A su vez, cuentan con escasas glándulas sebáceas, convirtiendo a la mucosa labial en una de las partes más secas del cuerpo y en constante necesidad de hidratación.

¿Un dato curioso?

La regeneración de los labios es cuatro veces mayor a la del resto de la piel, es decir, disponen de una gran capacidad de crecimiento. De todas maneras, como estamos hablando de una piel muy delgada, también es más propensa a dañarse.

Labios más hidratados

Si tus labios están resecos o quemados por el efecto del sol, frota la zona utilizando algunas gotas de aceite de lavanda.

Más brillo para tus labios

Si quieres lucir unos labios más brillantes y atractivos, prepara y distribuye sobre la zona la siguiente mezcla.

Ingredientes necesarios


  • Aceite de Ricino, 1 (una) cucharada
  • Aceite de Lavanda, 1 (una) cucharada
  • Lanolina, 8 (ocho) cucharadas


¿Sabes qué es la lanolina?

Como bien lo menciona su término, la composición proviene de la lana y aceite. Las ovejas segregan naturalmente esta sustancia que les permite impermeabilizar la lana y formar una barrera protectora para la humedad.

La lanolina se extrae al cortar la lana de las ovejas. Su consistencia es de un color amarillento, similar al de la mantequilla. Este proceso no daña al animal.

Preparación

Busca un pequeño recipiente que te permita mezclar los tres ingredientes y remuévelos hasta homogenizar su contenido.

Distribuye la mezcla sobre tus labios. Conserva la mezcla en un pequeño envase y ciérralo bien cada vez que lo utilices.

¡Tus labios, además de quedar bien hidratados, lucirán más brillosos y radiantes!