sábado, 26 de enero de 2019

Cantidad De Alcohol Según El Tipo De Vaso



En un artículo publicado online en el British Medical Journal, miembros del Departamento de marketing y economía aplicada de la Cornell Univesity, en Ithaca, Nueva York, se plantean determinar si cuando una persona se sirve, o le es servida, una bebida alcohólica, escancia volúmenes diferentes cuando lo hace en vasos cortos y anchos o en vasos largos y estrechos.

El diseño del estudio se hizo con dos tipos de individuos a los que se les indicaba que escanciaran bebidas alcohólicas en vasos cortos y anchos ("tumblers" o vasos de whisky) antes de hacerlo en vasos largos y estrechos ("highball" o vasos de tubo):

  1. 198 alumnos de un colegio universitario;
  2. 86 barmans de Filadelfia.

Se midió el volumen de alcohol escanciado en ambos tipos de vasos. Con el propósito de llenar el vaso con un "trago" de la bebida alcohólica, simple o combinada, (aproximadamente unos 44,3 mililitros) tanto los alumnos como los barmans escanciaron más bebida alcohólica en los vasos cortos y anchos que en los largos y estrechos (46,1 ml versus 44,7 ml y 54,6 ml versus 46,4 ml, respectivamente).

El entrenamiento reduce la tendencia a sobrepasar la medida al escanciar la bebida alcohólica, aunque no con los vasos cortos y anchos. A pesar de una media de 6 años de experiencia, los barmans escanciaron un 26% más en los vasos cortos y anchos que en los vasos largos y estrechos. Si se presta más atención en el momento de llenar el vaso se reduce, pero no se elimina, el efecto.

Conclusiones sobre el volumen de alcohol


Las conclusiones de los autores son que para evitar escanciar un volumen en exceso de la bebida alcohólica deben utilizarse los vasos largos y estrechos. 







La consecuencia práctica desde el punto de vista médico es que para evitar una estimación a la baja, en los estudios clínicos en los que se obtiene información de los propios pacientes acerca de la cantidad de alcohol que consumen diariamente, debe preguntarse siempre sobre la forma del vaso utilizado.

Esta diferencia en el volumen de alcohol escanciado, según sea la forma del vaso, es el resultado de dos sesgos en la percepción visual: por una parte, la gente generalmente estima que los vasos largos y estrechos contienen más líquido que los vasos cortos y anchos del mismo volumen y, por otra, mientras llenan el vaso dirigen su atención al nivel que alcanza el liquido, insuficientemente compensado por la anchura del vaso.

Este sesgo de la percepción visual, causado por la interacción entre la dimensión vertical y horizontal del vaso, puede conducir a escanciar de manera inconsciente más alcohol en los vasos cortos y anchos y que en los vasos largos y estrechos.