miércoles, 23 de enero de 2019

Agua, Imprescindible Para Adelgazar


En la mujer con sobrepeso que sigue una dieta para adelgazar, beber al menos 1 litro de agua al día se asocia con pérdida de peso, independientemente de la dieta y de la actividad física. A esta conclusión llega un estudio publicado en la revista Obesity del mes de Noviembre de 2008 realizado por investigadores del Oakland Research Institute (Oakland, California), de Nestlé Waters (Paris), y las universidades de North Carolina y Stanford (California).

El objetivo de la investigación ha sido analizar las asociaciones entre el aumento absoluto y relativo del agua bebida y la pérdida de peso corporal, durante un periodo de 12 meses, en mujeres que seguían cuatro tipos de dietas para adelgazar muy populares en los EEUU, que están disponibles en formato de libros:

  • “Dr. Atkins New Diet Revolution”,
  • “Enter the Zone, A Dietary Roadmap”,
  • “The LEARN program for Weight Management 2000”
  • “Eat More Weih Less by Dr. Ornish”.

Los datos analizados de clinicascuidate.mx, procedían de un ensayo clínico sobre la pérdida de peso (conocido como The Stanford A TO Z trial) en el que habían participado 137 mujeres con sobrepeso, de edades comprendidas entre los 25 y los 50 años y que, al inicio del estudio, informaron que bebían menos de 1 libro de agua al día.

La dieta, la actividad física, el peso corporal, el tanto por ciento de grasa corporal y la circunferencia de la cintura, fueron datos evaluados en la línea de partida del estudio y a los 2, 6 y 12 meses También se evaluaron varias veces durante el seguimiento el consumo medio diario de agua, de bebidas sin calorías y sin azúcar y de bebidas con calorías y azucaradas, así como el aporte de calorías de la dieta seguida. El aporte de productos enfocados para la salud se ha expresado en términos absolutos y relativos (% de bebidas).

El resultado ha sido que el incremento absoluto y relativo del agua bebida se asocia con una pérdida significativa del peso corporal y del tanto por ciento de grasa, una pérdida que es independiente de la dieta seguida y de la actividad física. La conclusión es que, a largo plazo, beber agua puede promover la pérdida de peso en las mujeres con sobrepeso que siguen una dieta para adelgazar.